samedi 15 septembre 2007

Ojos que no ven

- "Corre, sígueme al segundo piso... Apúrate!!"
- "Quédate... en... el... rincón" jadeo, me falta el aire, he corrido por todos lados.

Estamos en el segundo piso, en una habitación vacía, grande, sucia. A nuestras espaldas, a la izquierda, la escalera. Al frente sólo ventanas. Afuera, la horda rabiosa que se acerca.

- "Aléjate de la ventana P es peligroso!" me dice mi hermano mientras se acurruca en una esquina -hacia mi derecha- para protegerse.
- "Sí, ya salgo de acá, déjame que me fije cuantos son y donde vienen"

Me asomo por la ventana: unos 50 hombres armados delirando en gritos sulfurosos, fétidos de venganza. Descubro que el odio hiede. No sé el motivo, pero sé que nos buscan y nos quieren muertos.

Uno de ellos se acerca demasiado; trae un rifle enorme y apunta hacia mi ventana.

- "Sal de ahí inmediatamente P!!" grita mi hermano y el alarido ronco resuena en el mismo segundo en que me giro sobre mi derecha para salir del blanco de tiro del loco desaforado del rifle.

Escucho el disparo cien veces más dentro de mi cabeza, miro detrás de mí y veo en el antepecho, debajo de la ventana, un forado de al menos 15 cm de diámetro.

Se me paraliza el corazón 2 segundos, tiempo justo para darme cuenta que me salvé de milagro, que la bala debe haber pasado a 1 cm de mí.

Estoy sentada en el suelo, sobre mis rodillas, apoyada sobre mi brazo derecho, el izquierdo sobre mi muslo, jadeando el riesgo, temblando de sobredosis de adrenalina, lista para seguir corriendo y buscar la escapatoria, salvarme yo y mi hermano.

Lo miro con expresión de urgencia, no entiendo por qué sigue ahí quieto, observándome; tenemos que incorporarnos y salir antes que estos locos entren en la casa. Por el agujero del muro los veo aproximarse.

- "P... límpiate los restos" me dice mi hermano con expresión angustiada, mirándome fijo.
- "Restos de qué??!!" Me pregunto si estaré herida, me da miedo mirarme entonces cambio mi posición: me apoyo sobre el brazo izquierdo ahora y con el derecho me toco las piernas, el pecho, la cara. Siento que estoy bañada en algo tibio, un poco espeso, pero me miro y no veo nada. Nada extraño al menos, creo que se trata de sudor: normal, llevo horas corriendo y nuestras vidas están en riesgo.

- "P... es tu brazo"

No entiendo de qué diablos habla mi hermano. Me miro ambos brazos, todo en su lugar. Lo miro de vuelta exigiéndole una explicación a sus incoherencias. El continua, pero se agrega en su mirada una expresión de dolor.

- "La bala te amputó el brazo izquierdo, P"

El brazo izquierdo, sobre el que yo estaba, en ese minuto, apoyada. Es absurdo! acabo de mirarlo y esta ahí, sin siquiera rastros de herida. Bajo esta revelación escalofriántemente monstruosa, vuelvo a mirarme.

El espectáculo es grotesco. Ahora me veo: estoy llena de sangre, de mi brazo izquierdo no queda sino el hombro y unos 12 cm sobresalientes.

Mi carne es muy roja, está desgarrada y aun chorrea sangre. Estoy apoyada sobre la nada. Ni siquiera veo donde fue a dar mi brazo mutilado y no entiendo por qué no me duele.

Repentinamente me siento débil, no tengo más fuerzas para correr y comienzo a sentir un cosquilleo que deriva en punzante dolor. Mi brazo inexistente palpita. Sus restos calientes y ensangrentados me salpican la cara. Miro mi brazo, la luz comienza a disminuir, miro a mi hermano, sigue lejos o parece que se aleja más, hacia la sombra. Cierro los ojos. Nada más tiene sentido. No debió habérmelo dicho...

16 commentaires:

Elisa de Cremona a dit…

ayyyyyyyyyyyyyyyyyy nooooooooooooooooooo
nooooo

Real-X a dit…

escalofriante relato, a veces es mejor no saber las cosas

saludos

Angel y Demonio a dit…

Ouch! Pucha, geme, que fuerte te quedó esta custión, oyee! :P

Buscas la inocencia de la ignorancia again? :)

Un abrazote.

huelladeperro a dit…

anoche leí el post, y no me atrevía a escribir.
Esperaba que fuera sólo un sueño, aunque tan vívido... y en estas fechas...
Por que, ¿sabes? a pesar de las dificultades de los instrumentos propios de tu profesión, yo de ti me lo creo todo...

Hoy vengo a comentar, y mira, el coment de A&D me devuelve a la realidad.
Pero creo que esta noche soñé contigo.

Escalofriante relato, ya ves.

Rafa a dit…

Algo así me pasó hace una semana, pero en otra circunstancia y en otro plano...





















besos

ozhomatli a dit…

No ser conciente de la ocurrido, negar el dolor, el miembro fantasma que nos hace creer que todo está bien cuando no lo está.
Pero aun cundo los ojos no ven, cómo es qué el cuerpo no siente? a qué grado de inconciecia se tiene que llegar para no saber lo que nos pasa?
...................................
AbRaZoS

mademoiselle P a dit…

>Elisa, noooo? pero por qué noooo?

>Real-X, pues no sé, parece que hablamos del valor absoluto de saber "la verdad" mas alla de lo razonable a veces, no?

>Geme, pareciera yo siempre busco cualquier cosa y depende de lo que encuentro es que le redefino el titulo a la busqueda jejeje :D

>Perrito, y eso que no he escrito los demas suenios que he tenido ultimamente... que de cauchemars :S pero al final todo se passe très bien ouf

>Rafa ah? qué?? plano? otro? algo asi? vas a tener que explayarte en explicaciones

>Changuito, ahi tienes otro punto de vista. Cada cual da el suyo y fijate que esta historia no es mas que el relato de un suenio :)

ozhomatli a dit…

Sí, sí, noté que es un sueño, pero un sueño puede ser tan real, como irreal, la conciencia ahí nos juega las bromas más grandes. Sin embargo, para algunos el sueño no es algo metafísico, pero para mi, tiene mucho de rayuela, jajajajaja.
Besos!!!

César R. Lino A. a dit…

Te felicito por tu Blog, te prometo regresar para revisarlo com mas calma. Chauuuuu

Cœlispex a dit…

Carajo, pero no te vuelvas niña gore, y deja de dormirte sobre el brazo amortiguado.

- "La bala te amputó el brazo izquierdo, P"

- "vale verga, yo escribo con la derecha, a vos te dispararon en las bolas en cambio"

Su bola izquierda, donde él estaba, en ese minuto, rascándose. Es absurdo! Acababa de estar viendo porno y estaba ahí, sin siquiera rastros de herida. Bajo esta revelación supercalifragilistoespiralidosa, me doy cuenta que el agujero le atravesó hasta incrustarse en su coxis.

El espectáculo es grotesco, de su miembro no queda sino una bola y unos 12 cm sobresalientes.

Su carne es muy roja, está desgarrada y aún chorrea sangre. Está apoyado sobre la nada, Ni siquiera puede ver a dónde fue a dar su miembro mutilado y no entiendo por qué chilla como niñita.

Repentinamente, lo siento débil, me dice que ha sentido una cosquilla en donde descansaba antes su lozana bola izquiera, me mira, me dice "voy a morir virgen, nada tiene sentido" y me digo a mí misma que debo dejar de comer pollo brosterizado antes de dormir.

Despierto y descubro que ya han pasado varios añós y sigo intentando ser Amelié. Me disparo en el brazo izquierdo.

mademoiselle P a dit…

>Ozho ya sé que te diste cuenta pues!! lo que me llama la atencion es la perspectiva desde la cual cada uno lo lee. Para mi es univoco, tiene contexto, conozco a los personajes, pero ustedes no y se enfrentan al texto con una historia personal a cuestas que los hace ver de tan distintas maneras! eso me gusta mucho como respuesta :)

>Cesar: bueno como quieras, pero no es obligatorio venir ni menos leer

>Coelispex jajajajajaj estoy a punto, en verdad, de dispararme para ya dejar de creerme amélie, pero eso me va a hacer mas gore todavia y no voy a poder escribir el resulado.. me gustan los comentarios que despercuden.

Invisible Soledad a dit…

Buen ejercicio, muy bueno en verdad. Siempre me he preguntado qué es peor, el dolor o la conciencia del dolor. Más aún siempre me pregunto porqué cresta hay personas que nos tienen que "hacer conscientes" de nuestros sufrimientos.

De cualquier forma la luz se hubiera apagado, asi es que porqué no dejar que se apague sin la evidencia de la mutilación? ... me gustó muchísimo el texto.

mademoiselle P a dit…

>Sole, fijate que yo no habia reflexionado muy conscientemente acerca del tema, pero cuando escribi eso me di cuenta de un monton de cosas, todas basadas en mi propia experiencia, claro, nada extrapolable.. El asuntillo gracioso fue que llame a mi hermano y le conté la historia y me dijo (en son de weveo) "claaro!! lo que faltaba, ahora yo tengo la culpa, cierto? siempre es mi culpa!!! y no te das cuenta que, si me hubieras hecho caso todas las veces que te dije que te alejaras de la ventana, no hubiera pasado nada???... la verdaera moraleja de tu historia es "siempre hay que hacerle caso a T" con esa explicacion ingenieril de mi hermanito no pude sino recagarme de la risa...

Invisible Soledad a dit…

Jaajajajajaja.... es cierto... pucha que sirven los hermanos... menos mal que tengo uno.

Jajajajajaja... genial tu hermano.

Cœlispex a dit…

¿Se puede realmente soñar en la muerte?

P, yo no sé... se puede ser un poco de ambos, como debes estar ahorita ("Gorelié"), pero mientras mantengas tu franqueza y sinceridad, da igual.

PD: Ya te puse "Gorelié" :D

mademoiselle P a dit…

Coelispex, dices soñar en la muerte en el sentido de soñar una vez ya muerto uno o soñar un y mil quinientas veces con la muerte vivida, fria, con su forma de sombra permanente impalpable y de peso insoportable que dobla los hombros?
No podria no ser franca, la verdad no sé ser de otra forma y cuando he tratado es fracaso absoluto y horroriso profundamente con la idea el fracaso.. prefiero aprender de otra forma que no cayéndome, pero igual tengo las rodillas hechas mierda :S enfin, este nombre de gorelie me suena a gorila y debo admitir cierta vellosidad, pero nunca al punto de parecer mono :D

... cave canem ... cave canem ... cave canem ... cave canem ... cave canem ...