samedi 25 avril 2009

roles

Me pregunto si algun dia tendré hijos, uno o varios. Me pregunto si tengo derecho a ello. Me pregunto si podré ser madre, una buena, claro. Me pregunto si realmente quiero serlo. Soy capaz de asumir a alguien con un vinculo perpetuo? Aprendi tanto el habito de perder, que ya no sé si soy capaz de conservar; tan arraigada la idea del "abandono", que no sé si puedo visualizar una relacion en la que no quepa el fin, aun cuando siempre añoro que jamas haya uno.

Quisiera saber si la angustia de ver pasar el tiempo y constatar que hay cosas que ya no hice y para las que no hay vuelta atras, es una angustia normal a mi edad o soy una especie de vieja prematura. O una adolescente demasiado tardia, no sé.

Hace un tiempo senti subita ansiedad al darme cuenta que habia varios años de mi vida que no recordaba (y no recuerdo) y que habia pasado tanto tiempo en tan poco tiempo... Fui con mi papa y le conté mi aprehension esperando que él me diera un sabio consejo de paciencia o de perspectiva, que sé yo, algo de adulto que maneja sus emociones.

Papa, le dije, tengo la impresion que el tiempo pasa tan rapido, que apenas me he dado cuenta como llegué a esta edad y me da un poco de susto pensar que a futuro esta sensacion se intensificara mas y mas...

Ufff - me repondio mi siempre controlado padre - hija, ayer yo tenia 18 años...

Cuando llega el punto en que mi papa deja de lado su "rol de papa" y muestra su cara de ser humano en pelotas, sin tener que ser el bastion de todas las certezas ni el faro en la angustiosa tormenta de las dudas vitales, ya no me queda otra opcion : debo ser adulta...

Es que si él confia en que lo soy, él, que me sigue viendo con pañales toda fragil y timida, que aun piensa que no me atrevo a ir a comprar el pan sola, osa hablarme de "igual a igual" sin tener que guiarme, liberandose al sentimiento de estar perdido, tanto como lo estoy yo, entonces le debo ese descanso. Le debo ser adulta, saber caminar sin tambalearme, enfrentar las dudas y angustias como parte de la existencia : partes para estudiar, decodificar y extraer significados. Comme d'habitude...

Y entre muchas otras razones son algunas como ésta las que, de temps en temps, me vuelven la mirada hacia adentro y me escuecen las dudas que prefiero mantener calladas porque conozco sus respuestas y no me gustan.

Y es que anoche soñé con mi viejo. Mi viejo lindo, de ojos grandes, que cada vez que nos conectamos al messenger intenta hacerme reir, porque pareciera que aun ignora que el solo hecho de escucharlo decirme "hola, hijita querida de mi corazon" me basta para estar tranquila y sentirme protegida de todo mal (te adoro papa).

Y no sé si seria capaz de transmitir lo que él me transmite, es tanto, tanto, tanto... tanto mas cuanto mas pequeño se siente él, cuanto mas se acerca a la realidad de "ya somos adultos todos". Si me dijeran que mi papa necesita mi higado, mis pulmones, mi corazon, lo que sea, para vivir, yo no dudaria un segundo en ofrecerselo, poco importa si no vivo mas... pero desde mi punto de vista creo que es mas valioso vivir que morir por alguien. Partiendo por uno mismo.



7 commentaires:

Maria Mercedes a dit…

Creo que las cosas son sencillas, serás una buena mamá, igual que eres una buena hija, tu papá se sentirá muy feliz cuando te escucha. un besito

raindrop a dit…

Tan entrañable es lo que dices que he sentido el hijito moverse acá adentro, dando sus tiernas pataditas...
No es de carnes y huesos, es la pelotita de sentimientos que une una generación con la anterior. O a ésta con la siguiente.

besos

Soledad del Mar a dit…

Leer tu post me genera muchas cosas. La primera es un bloqueo total respecto a la relación padre-hija. Tengo un padre pero no tengo una relación con él ni la tendré ni quiero tenerla, quise tenerla, pero tempranamente entendí que no se podía.

Luego, la idea de ser madre. Es todo un tema que a los 37 años se vive con tristeza.

Finalmente, hablas de temas tan universales: años perdidos, el tiempo que pasa rápido, etc. No sé porqué ocurre eso, pero creo que nos ocurre a todos los que pensamos un poquito más las cosas.

P a dit…

MariaMercedes si lo seré o no, sigue en el reino de las preguntas.. mientras que mi papa es bien concreto y espero darle mas sonrisas :)

rain, a estos amores me aferro cuando no hay nada mas de qué agarrarse, son cuerdas que no se cortan ni con la guadaña de la muerte!

Soledelmar, yo tuve gran dificultad en aceptar el significado y reconocer la influencia de mi papa en mi vida. me costo guerras y mocos fatales, me costo parte de mi y de mi futuro, que ahora es mi presente de dudas, pero el tiempo (no yo ni mis peleas, sino la vida ella sola) me lo fueron regalando.. complejo es el tema, eso si sé. Y por lo otro.. entiendo. Si, entiendo.

Soledad del Mar a dit…

Bueno, hay puertas cerradas que creo que ni la vida ni el litio pueden abrir... en fin... Y me olvidé de la idea final, claro: partir por uno mismo. Partir, ahí me detengo y creo que partir es distinto a comenzar, hay que partir - se (en pedazos)uno mismo (primero), luego comenzar.

Eso, me había olvidado de comentar.

P a dit…

es verdad, algunas ni el litio.. incluso hay partes que ni siquieran tienen puerta, pa qué buscarle la 5a pata al gato..

Alba. a dit…

Que bonito que tengas esa amistad con tu padre, yo nunca la tuve con el mio, aunq claro a todos nos queda tiempo para arreglar las cosas, estoy intentando olvidar el pasado, perdonar y pintar encima de las grietas, lo cual supongo que es bueno.

Saludos

... cave canem ... cave canem ... cave canem ... cave canem ... cave canem ...