vendredi 8 février 2008

Palco de honor

Deberia escribir sobre arquitectura y dejarme de tonteras.

La arquitectura es bella, es cicatriz, es memoria, es promesa. La arquitectura, mis queridos seres humanos, no duele.

Deberia es una conjugacion que no me gusta. Es como decir "hay que... " (hacer, comprar, salir, mover...). Prefiero hacer que anunciar lo que haré y, sobre todo, no esperar a que otro haga las cosas por mi. Y sin embargo muchas veces me descubro siendo un pajaro que no sabe donde ir ni que hacer ni que decir, con miedo a fallar, a equivocarme. Y es ahi que recurro a otra persona. Y me siento podrida cada vez que pido algo y me siento morir cada vez que resiento ese pedido como una molestia. Pero claro, eso debe pasarle a todo el mundo.

Me pregunto qué es peor: tener (casi) siempre la razon o nunca saber nada de nada.

Por una parte el hecho de escuchar, poner atencion y observar, sumado a la posesion, segun yo, de capacidades deductivas y analiticas, me llevan a manejar cierto nivel de certezas respecto a las conductas, opiniones y acciones de las personas (ojo! jamas acerca de "mis" asuntos) y eso me convierte en la insoportable que anuncia cagadas, que devela mentiras, etc.. (si, la odiosa del "te lo adverti").

Como quisiera equivocarme mas seguido!!! En todo ambito, contar con la simpleza del juicio ligero, de las frases azarosas, de las ideas sin base.

No soy infalible, obvio, pero es que, comparada con el grueso de la gente que no se fija en nada, que no pone atencion a lo que oye, que no observa las conductas habituales del entorno, soy una especie de ser omnisapiente, mierda! y ese fardo pesa mucho.

Quisiera cerrar los ojos mas seguido, quizas eternamente.

Continuo de espectadora del mundo.

Y la arquitectura es mi palco.


foto: (mia) banco de la catedral en Sn Luis Potosi


5 commentaires:

Son Poemas a dit…

Un palco hermoso e idílico, pero a veces es necesario acariciar la galería.

Me gustó lo que leí.

Gracias.

raindrop a dit…

En fin... a mí la arquitectura sí me duele. A veces es como sable que me atravesara de lado a lado y otras la amante quasiperfecta. Siempre fiel y siempre infiel, a partes iguales y desiguales.
¿Será por eso que hablo poco de ella? Sí, es que duele.

besos

ozhomatli a dit…

Muy interesante. Me daja pensando en tantas cosas. Por ejemplo, "Me pregunto qué es peor: tener (casi) siempre la razon o nunca saber nada de nada". Creo que eso depende totalmente de las circunstancias. No estamos obligados a saber todo, ni a tener la razón, qué prefieres, ser feliz o tener siempre la razón?
La vida, mi queriada Mariposa, tiene cicatrices, belleza, memoria y dolor, y no es por contrariarte, pero creo que la arquitectura también tiene dolor. Pues es un arte donde se representa toda emosión, o no?
En fin, no hay que quedarse en el palca, habeces hay que dejarse envolver y ser feliz.
Ops, yo y mis comentarios felices, jajajajaja.
Abrazos y besos

Dani a dit…

"la odiosa del te lo adverti!"...jaja, por alguna razon me causo mucha mucha risa esa frase!!
a mi me gusta tener mi "pepa grillo" que me baje del cielo y me ponga un rato las patas en la tierra...asi que gracias!

Invisible Soledad a dit…

Enjoy the club... no, si no sé si existe esa expresión o si se dice así. Pero claro, a quienes observamos, concluímos, analizamos, etc. etc. etc. nos pasa que vivimos la vida varias veces y éso cansa, agota, deprime.

Nuevamente llego a tu blog y es un tremendo espejo. Yo puro pienso en las palabras que escuché decir a Jodorowsky: Si no soy yo ¿Quién? Si no es ahora ¿Cuándo? Si no es así ¿Cómo? (me falta una, nunca la recuerdo), creo que él aludía a otra persona que había dicho tales reflexiones. Y yo pienso y pienso y elijo: Si no es ahora ¿Cuándo? y es una de las cosas que me sostiene viva.

Un beso. (de arquitectura poco sé, pero siempre he pensado que la arquitectura es lo que vamos dejando, lo que permanece, lo que habla por nosotros, es una dimensión paralela y accesible a quienes la ven).

... cave canem ... cave canem ... cave canem ... cave canem ... cave canem ...